Eduardo Abela

julio 11, 2006

Al pensar en la historia de la caricatura cubana nos viene a la mente inmediatamente el nombre de Eduardo Abela.
Este hombre de gran sentido del humor inició su vida laboral como tabaquero. Desde los veinte años de edad manifestó una fuerte vocación pictórica. Durante años trabajó en el periodismo gráfico como caricaturista. Comenzó a publicar dibujos humorísticos en los periódicos habaneros. En 1925 revitalizó el célebre personaje popular El Bobo, que existía desde el período colonial, y que se convierte en instrumento de lucha contra la dictadura de Gerardo Machado. Se integra a la labor de pintores que, en torno a la Revista Avance, introducen lenguajes artísticos más actualizados. Es por esta época que exhibe en la muestra de Arte Nuevo; viaja a Europa y reside dos años en París, donde conoce a grandes pintores y con los cuales sostiene estrechos vínculos profesionales. Durante la década del 20 cultivó una pintura basada en temas cubanos, con títulos como La comparsa y Camino de Regla.

Anuncios